Gastroeconomy
Actualizado: 05/07/2013 | Por Marta Fernández Guadaño
Loxe Mareiro, la taberna marinera de Abastos 2.0

La historia de dos gastroemprendedores



La historia de dos gastroemprendedores - 3
Siguiente
Anterior
Anterior3 de 10Siguiente
Compartir esta galería

Vueltas por los bancos, muchas negativas en tiempos de incertidumbres en los que parece que emprender está prohibido, un préstamo conseguido a través de una oficina bancaria de Barcelona, apoyo familiar y algún nuev@ amig@ que, de nuevo, gracias al destino, se cruza en sus vidas y sí cree ciegamente en su proyecto y augura un nuevo capítulo en la historia gastronómica gallega.

El capitulo que ya se lleva tres años y medio escribiendo, y que tiene todavía mucho por escribir. El otoño de 2009 fue una locura de financiación y obras. También fue tiempo de terminar de dibujar el sueño de una neotaberna con las raíces gallegas como máxima apuesta, bajo un mix de conceptos que hoy suenan conocidos entre la clientela foodie y en los que muchos han decidido inspirarse ("Crear es no copiar"): "cociña miuda", cocina sin neveras, porta pechada, sesión vermú y merienda cena como franjas horarias con oferta propia.

No hay carta, no hay menú; el mercado dicta la oferta y la comida se anuncia en pizarras de plasma y se sirve en una mesa-barra única. En su menaje, el ya descatalogado monocubierto marisquero y las cuncas blancas conviven sin complejos con platos de diseño. Hablan de reeditar el recetario de Picadillo, sentar a sólo dos personas en una mesa en la minicocina de su espacio de 26 metros cuadrados y hacer maridajes de música, comida y vino. Muchas cosas que no se han cumplido y que siguen vivas en sus cuadernos de notas para renacer cuando llegue el momento.

En Twitter

0Comentario

Hazte fan

ArribaAbajo