Otro referente del chocolate es Suiza, país que cuenta con la tasa más alta de consumo de chocolate, casi 12 kilos anuales por persona. Uno de los principales núcleos chocolateros es la ciudad de Zurich, donde se concentran marcas como Lindt, Teuscher y Sprungli. Una de las tiendas más conocidas y reputadas de la ciudad es la Confiderie Sprüngli.