Moscú()

Llega el frío y muchas ciudades del mundo se convierten en neveras y se tiñen de blanco. Las opciones son múltiples para los menos frioleros. Desde las clásicas capitales nórdicas y del este europeo, al frío extremo del norte de Estados Unidos, y hasta destinos más exóticos rodeados de glaciares. ¡Elige el tuyo!