En la costa, entre La Antilla y Punta Umbría, se encuentra la Flecha de El Rompido, una lengua de arena bañada por las aguas del río Piedra y el Atlántico. Desde Cartaya se baja hasta allí por la A-5053. El Rompido es un pueblo típico de pescadores. Finalmente, pasado Punta Umbría y sus Enebrales, así como el Paraje Natural de las Marismas del Odiel, nos aguarda Huelva. La ciudad se articula en torno a la plaza de las Monjas. A las afueras, en la desembocadura del río Tinto, se alzan el monumento a Colón, una colosal escultura que se ha convertido en el símbolo de la provincia, y el monasterio de la Rábida. Un final evocador de la aventura del almirante genovés para la ruta de la caballa de Andalucía, focalizada en la franja costera de Huelva.

- Más información sobre La Costa de la Luz