Si salimos de nuestras fronteras, la primera zona de playa gay que salta a la mente de cualquiera es la isla de Mykonos, en Grecia, aunque su marcha tanto diurna como nocturna y la tolerancia que allí se respira han hecho que cada año haya más público heterosexual. Mientras que la playa Elia es de público mixto, una parte de la Super Paradise es completamente gay, y además se permite el nudismo. También en la playa de Paranga existe una pequeña zona gay y se permite el nudismo, sobre todo en la parte rocosa.