Conocida como la Isla de las Cobras, Isla de Queimada Grande se encuentra en Sao Paulo, Brasil. Está habitada por multitud de serpientes, hasta tal punto que un tipo de víbora toma su nombre -serpiente de la isla quemada (Bothrops insularis)- siendo una de las más venenosas. Un documental realizado por Discovery Channel revelaba que allí hay una serpiente por metro cuadrado -y la isla se extiende por 430.000 metros cuadrados-. Estos ejemplares solo se encuentran en la isla de Queimada Grande por lo que su supervivencia está en peligro. Su único habitante, durante mucho tiempo, fue un farero. Actualmente la Marina de Brasil prohíbe a los civiles entrar en la isla y aunque no lo prohibiera sería imposible que ningún turista saliera con vida de allí.