www.elle.es (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
Actualizado: 22/06/2012 | Por Texto y Fotos: Kris Ubach, www.elle.es
Seychelles. El reino del azul y el verde

Mahé, saborea su encanto



Mahé, saborea su encanto - 1 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
Siguiente
Anterior
Anterior
  • Mahé, saborea su encanto - 1 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • Canela, nuez moscada… y ron - 2 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • Sainte Anne y Praslin: prepara tu cámara - 3 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • La Digue, con la brisa - 4 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • Nuestra guía - 5 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
Siguiente
Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.VER MINIATURAS
Anterior1 de 5Siguiente
Compartir esta galería

Después de los franceses llegó la colonia inglesa, bajo cuyo mando se abolió la esclavitud de todos aquellos que fueron traídos para trabajar en los campos de cultivo. Finalmente los isleños proclamarían su independencia en 1976, pasando el archipiélago a ser la actual República de Seychelles, que conserva como idiomas oficiales los de sus colonias, el francés y el inglés, además del criollo, el más extendido.

Hoy, el epicentro económico y administrativo de Seychelles es la ciudad de Victoria (en la isla de Mahé) seguramente una de las capitales más pequeñas del mundo. Te será imposible perderte en sus calles. Un dato significativo: en Victoria viven alrededor de 25.000 personas, cinco veces menos que los habitantes que tiene, por ejemplo, el barrio barcelonés de Gràcia.

Un paseíto a pie

Un punto de partida para tu visita puede ser la británica Torre del Reloj, hecha a imagen y semejanza de la situada en Vauxhall Bridge Road en Londres. A pocos metros de ésta se levanta la sobria iglesia de Saint Paul (Albert Street) de estilo colonial y consagrada a la Iglesia Anglicana, de la que forman parte el 7% de la población.

Toda la dosis urbana que vas a tener en tu viaje a Seychelles se concentra aquí, en Albert Street, donde se ubican los dos únicos semáforos de las islas de los que, por cierto, uno no funciona hace años.

Si te agobia el tráfico (es broma), sumérgete en la peatonal Market Street, uno de los mejores lugares en la capital para tomar el pulso al día a día de sus habitantes. Éste es su mayor centro comercial y el pintoresco Mercado Sir Selwyn Selwyn-Clarke, situado en la misma calle, destino ideal para comprar algún recuerdo.

Como en todos los mercados del mundo, a éste es preferible venir a primera hora de la mañana, cuando las señoras ataviadas con sus pintorescos sombreros de paja negocian el precio de unos pescados que aun se mueven en los mostradores (los sábados son los días más animados). Además de frutas tropicales, hortalizas y otros productos frescos, en Sir Selwyn, que por cierto se construyó en 1840, podrás adquirir las especias más usadas en la cocina criolla, tales como los chiles, la canela o el jengibre, a un precio razonable.

Otros lugares donde podrás mezclarte con la comunidad local son los distintos lugares de culto que salpican Victoria, muy concurridos durante las festividades correspondientes a cada religión. Como verás, la ciudad es pequeña pero tiene dos iglesias, católica y anglicana, una mezquita y un templo hindú. El más pintoresco es este último, el Arul Mihu Navasakthi Vinayagar, el único de culto hindú en Seychelles y que está consagrado al Dios de la Prosperidad.

No muy lejos (aquí todo está a tiro de piedra) se levanta la Catedral de la Inmaculada Concepción (Oliver Marandan Street) de confesión católica romana, de largo la religión más seguida en las islas.

Junto a la misma no dejes de acercarte al espléndido edificio de La Domus, la suntuosa residencia que los misioneros suizos construyeron aquí en 1934. ¡La vivienda tenía hasta su propio acueducto! Hoy el magnífico edificio es el hogar de tres sacerdotes, por lo que solo se te permitirá la visita a la parte exterior y a los jardines.

Recuerdo a todo color

Si la visita al mercado te despierta el gusanillo consumista, no te preocupes, tienes varios lugares en Mahé donde podrás dar rienda suelta a tus rupias y a tu tarjeta visa.

Uno de ellos es la Galería del artista Michael Adams, que es toda una eminencia en las islas y que ha sabido plasmar en sus obras toda la riqueza y colorido del archipiélago. Puedes visitarle y adquirir sus cuadros en Anse Poules Bleues.
Tél. 00 24 84 36 10 06. Desde 430 euros. www.michaeladamsart.com.

En Twitter

No hay tweets disponibles
0Comentario

Hazte fan

ArribaAbajo