www.elle.es (© Copyright © 2011 Hearst Magazines, S.L.)
Actualizado: 08/02/2012 | Por Texto y Fotos: José María de Pablo y Miguel Marqués, www.elle.es
Noruega. Islas Vesterålen y Lofoten

Vesterålen, naturaleza pura



Vesterålen, naturaleza pura - 1 (© Copyright © 2011 Hearst Magazines, S.L.)
Siguiente
Anterior
Anterior
  • Vesterålen, naturaleza pura - 1 (© Copyright © 2011 Hearst Magazines, S.L.)
  • Lofoten, entre montañas y fiordos - 2 (© Copyright © 2011 Hearst Magazines, S.L.)
  • Vesterålen y Lofoten. Nuestra guía - 3 (© Copyright © 2011 Hearst Magazines, S.L.)
Siguiente
Copyright © 2011 Hearst Magazines, S.L.VER MINIATURAS
Anterior1 de 3Siguiente
Compartir esta galería

La mayoría de los viajeros viene a Vesterålen, un archipiélago desperdigado a 400 km sobre la línea que marca el inicio del Círculo Polar Ártico, en verano. Pero para conocer su lado más emocionante hay que venir al final del invierno o durante los primeros balbuceos de la primavera, cuando el primer sol del año rebota en la nieve de las montañas y los lagos y fiordos empiezan a recuperar su estado líquido.

La ruta empieza en el aeropuerto de Harstad-Narvik Evenes, desde ahí deberás conducir 200 km por carreras teñidas de blanco, pero perfectamente acondicionadas y señalizadas, hasta llegar a Sortland, nudo de comunicaciones y lugar para comprar algunas provisiones o contratar alguna excursión con alguna de las empresas dedicadas a organizar estas actividades, como Discover Arctic. A partir de aquí verás cómo los pueblos son cada vez más pequeños y no hay tanto tráfico.

La belleza de los paisajes, montañas puntiagudas cubiertas de blanco y casitas de colores llamativos reflejadas en lagos helados, te obligará a parar el coche y a hacer miles de fotografías.

Tu siguiente destino es Ringstad, una aldea de no más de 20 habitantes integrada en un municipio que se llama Bø, al borde de un fiordo. Allí está Ringstad Sjøjus, uno de los pocos establecimientos que permanece abierto durante el invierno. Ian, un fornido inglés, y Karina, su novia noruega, además de darte alojamiento y comida, serán tus guías y, gracias a su amabilidad, formarán parte de tu experiencia.

El hotel ocupa tres edificios históricos, la lonja de pescado, la panadería y la oficina de correos de lo que un día fue un animado puerto con astillero.

Una de las actividades que Ian recomienda es dar un paseo al atardecer entre Skårvagen, una cercana aldea, y un pequeño faro, testigo de miles de aventuras vividas por los pescadores locales desde hace cientos de años. De hecho, las frecuentes tormentas de este mar fueron la razón por la que los pescadores, buscando refugio, se instalaran de manera estable en estas costas.

Si te cruzas con alguien por este sendero, verás cómo la mayoría son jóvenes de más de 80 años, gente muy sana que a los 95 siguen saliendo a la mar o cambiando las ruedas de su propio coche. La gélidas temperaturas (la media anual es de 4,3ºC) deben tener algo que ver.

No dejes de mirar al cielo, ya que además de una luz increíble que pinta el paisaje, podrás ver pequeños arcoiris circulares en el cielo: son cristales de hielo suspendidos en la atmósfera e iluminados por el sol.

TIERRA DE HOMBRES Y DE PECES
De vuelta a Ringstad, haz una parada en Steine, donde sobre un promontorio, se encuentra la escultura de El hombre en el mar, una misteriosa alegoría del pescador, que sostiene en sus manos un cristal que brilla con el sol de medianoche en verano. Está en un alto desde el que se divisan 360º de vistas sobre las montañas de islas vecinas.

En el puerto de Steine, antes de la caída del sol, puedes ver los barcos descargar la pesca del día. Rodeados de mar por todas partes, la gente de Vesterålen y Lofoten se mueve por él a sus anchas. Del mar han sacado su sustento desde tiempos inmemorables, así que todo su modo de vida gira en torno a él.

La importancia de la industria pesquera la verás siempre que mires hacia el interior de un fiordo. donde al menos un barco de pesca estará faenando hasta la caída del sol.

Si eres aficionado a la pesca deportiva, el momento álgido va de diciembre a marzo, siendo este último mes el mejor para la captura del bacalao, cuando acude en masa desde el mar de Barents a desovar a las aguas heladas de los fiordos. Los noruegos no solo aprecian la carne de este pez, también sus huevas y el hígado, de donde extrae el aceite.

Los excedentes, que son muchos, se pueden ver en los miles de secaderos de pescado distribuidos por toda la costa, ya que para su correcta conservación, los peces deben estar expuestos al aire marino. El destino final de este bacalao seco está en los mercados portugués y español.

El salmón es otro de los pescados que el país exporta en masa (el 65% de la producción mundial es noruega), aunque en este caso procede de granjas situadas en el mar. Si quieres conocer cómo se cría este delicioso pez, puedes acercarte hasta Blokken, a 32 km al sur de Sortlan, en Vesterålen. Aquí está Aquaculture, una piscifactoría que acaba de estrenar un museo divulgativo dedicado al pescado.

UN LUGAR MUY ESPECIAL
En el norte de la isla de Langøya está Nyksund, un pequeño puerto natural construido en una isla donde las originales casas de madera posan sus cimientos en el agua, formando una imagen de postal.

Allí te recibirá Ssemjon Gerlitz, guía local de origen alemán y responsable del hotel Holvik Brygge, el único que abre en invierno. Este lugar, que llegó a tener más de cien habitantes y a ser el pueblo más rico de la zona, quedó abandonado en los años 70 por las malas comunicaciones por tierra. Alrededor del 2000, una nueva generación de jóvenes emprendedores y artistas dio vida a lo que quedaba de este hermoso puerto.

Como no hay alumbrado público, cuando cae la noche solo se ve la luz del cielo y la que sale de las pocas casas que están ocupadas.

La aurora boreal es un fenómeno físico producido por fuertes vientos solares que al chocar con la magnetosfera producen violentas cargas eléctricas y la emisión de partículas cargadas eléctricamente contra la tierra.

Tanto Vesterålen como Lofoten son lugares idóneos para su observación. La mejor época va de octubre a marzo, y cuanto más frío haga, mejor. En la web spaceweather.com encontrarás las predicciones para cada noche, pero lo mejor es que confíes en la información que te den en tu hotel.

En Twitter

No hay tweets disponibles
0Comentario

Hazte fan

ArribaAbajo