www.elle.es (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
Actualizado: 01/08/2012 | Por Texto y Fotos: Kris Ubach y Ricardo de la Riva, www.elle.es
Ibiza: su cara silenciosa

Dalt Vila, a primera hora



Dalt Vila, a primera hora - 1 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
Siguiente
Anterior
Anterior
  • Dalt Vila, a primera hora - 1 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • Barrio de la Marina: terrazas y compras - 2 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • Santa Eulalia: entorno rural y calas alejadas - 3 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • A ponerse en forma - 4 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • Nuestra guía - 5 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
Siguiente
Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.VER MINIATURAS
Anterior1 de 5Siguiente
Compartir esta galería

Puedes comenzar tu visita en la última novedad de Ibiza, reinaugurada el pasado abril después de muchos años cerrada por obras: el Museu d’Art Contemporani d’Eivissa (MACE. Baluarte de San Juan. Entrada libre). Durante las obras de ampliación del museo salieron a la luz una serie de viviendas de la época fenicio-púnica que hoy, cubiertas con un vistoso suelo de cristal, forman parte del espacio expositivo.

En el piso superior, no dejes de visitar la sala dedicada al artista balear más cotizado: Miquel Barceló, cuyos dibujos comparten exposición con las obras de un amigo suyo, el escultor británico Barry Flanagan.

Desde aquí date un paseo cuesta arriba y descubre algunos rincones mágicos en Dalt Vila reservados a los más observadores. Por ejemplo, en la recoleta calle Sant Josep hallarás lo que fue el antiguo matadero árabe, que estuvo en funcionamiento hasta el siglo XVIII. Junto a ella, la escueta Iglesia de l’Hospitalet, albergaba el hospital intramuros en época medieval. Otro lugar santo: el Convento de San Cristóbal (calle Sant Ciríac), habitado por las monjas agustinas de clausura, quienes elaboran exquisitos dulces conventuales diferentes según el día de la semana (los viernes, coca de San Cristóbal; los sábados, coca de chocolate...). Para comprarlos deberás llamar al timbre que hay junto a la puerta del convento (desde 2 euros).

En la misma calle una discreta capilla (de Sant Ciríac), marca el punto por donde entraron las tropas cristianas en 1235 para liberar a la ciudad de la ocupación árabe.

Precisamente de la Ibiza árabe, trata el museo Madina Yabisa (Major, 2. Entrada: 2 euros), ubicado en el antiguo Palacio de la Cúria, un moderno centro de interpretación dotado de audiovisuales que explica cómo fue el período de dominación musulmana.

Con calma

Otra ruta de la tranquilidad por Dalt Vila (perfecta para realizar a última hora de la tarde cuando el calor ya no aprieta tanto) consiste en recorrer el perímetro de las murallas renacentistas y los baluartes que un día defendieron Ibiza de los ataques por mar o por tierra.

Empieza el paseo entrando en Dalt Vila por el Túnel de la Catedral que atraviesa las murallas junto al baluarte de Sant Bernat (Soto Fosc). Desde allí sigue por la Ronda de l’Almudaina hasta los baluartes de Sant Jordi, Sant Jaume y Sant Pere (estos dos últimos, con museo. Entrada 2 euros). Sigue la ruta por el perímetro interior de la ciudad y dirígete hasta los que tienen mejores vistas sobre el puerto y la zona marina: los baluartes de Santa Llúcia (que contiene el viejo polvorín) y Santa Tecla, al que podrás acceder desde la plaza de la Catedral.

MÁS EN MSN

- ¿Qué tiene Ibiza para los famosos?

En Twitter

No hay tweets disponibles
0Comentario

Hazte fan

ArribaAbajo