www.elle.es (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
Actualizado: 05/10/2012 | Por Menchu Redondo, www.elle.es
Egipto, el viaje de tu vida

Comienza por la antigua Tebas



Comienza por la antigua Tebas - 1 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
Siguiente
Anterior
Anterior
  • Comienza por la antigua Tebas - 1 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • Navega entre templos - 2 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • Asuán y Abu Simbel - 3 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • El Cairo, un museo al aire libre - 4 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
  • Nuestra guía - 5 (© Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.)
Siguiente
Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L.VER MINIATURAS
Anterior1 de 5Siguiente
Compartir esta galería

En este viaje que te proponemos recorrerás el Nilo en un barco-hotel desde la ciudad Luxor hasta Asuán para terminar en una caótica y fascinante ciudad: El Cairo.

El vuelo desde El Cairo a Luxor llega por la noche y tu hotel ya es el propio barco. Deshacer la maleta, instalarte y una buena cena es la mejor forma de tomar posesión de lo que será tu hogar durante cuatro noches y cinco días.

Es recomendable que madrugues para visitar los monumentos de la Antigua Tebas y la necrópolis del Valle de los Reyes, que fueron declarados Patrimonio Mundial por la Unesco en 1979. Tienes mucho que ver y a medida que avanza la mañana el sol va pegando fuerte, por lo que es conveniente que lleves ropa cómoda de tejidos naturales, gafas de sol y una buena crema protectora.

La orilla de la muerte

En la orilla oriental del Nilo, por donde sale el sol, los faraones construían sus templos de vida, y los monumentos funerarios, en el margen oeste, por donde se pone. Comienza por la orilla occidental, en la que se encuentran varios templos funerarios y la necrópolis del Valle de los Reyes.

Para llegar tienes que tomar una barca (precio: 5 euros) o bien pasar con el autocar por el puente de reciente construcción. Por el camino, para abrir boca o quedarte con ella abierta, aparecen los impresionantes Colosos de Memnon. Y siguiendo la carretera entrarás en el desierto donde se encuentran los templos funerarios de Rammeseum –en honor a Ramsés II–, el de Medinet Habu –en el que se conservan en bastante buen estado las policromías–, y el Deir el Bahair (entrada: 4 euros), dedicado a Hatshepsut, la única mujer faraona –además de Cleopatra–, que gobernó Egipto durante 18 años, en el 3500 a.C. Éste también es uno de los más innovadores, con tres terrazas porticadas sustentadas por columnas cuadradas.

Por el camino verás los talleres de los talladores de alabastro, con motivos faraónicos muy naif pintados en las paredes.

La visita final es al recinto del Valle de los Reyes (10 euros), donde se han descubierto hasta el momento 62 tumbas de faraones, reyes, príncipes y nobles del Imperio Nuevo (del 1550 a.C al 1070 a.C). Las fotos están terminantemente prohibidas, tanto en el interior del recinto como en las tumbas.

La mayoría de las tumbas fueron saqueadas a lo largo de los siglos, pero por suerte los ladrones no pudieron llevarse las maravillosas pinturas que adornan sus paredes. Sólo están abiertas al público ocho y todas están numeradas.

Te recomendamos la 17, de Sety I, con un pasadizo que desciende hasta un final desconocido. Según los arqueólogos, que siguen excavando, la tumba guarda un gran misterio.

Continúa por la número 16, perteneciente a Ramsés I, la 14, de Tausert y Setnakht, para terminar en la estrella del valle: la tumba de Tutankamón (nº 62. Entrada: 6 euros). Fue descubierta en 1922 por Howard Carter con todos sus tesoros intactos, que se conservan expuestos en el Museo del Cairo.

El lado de la vida

En la orilla opuesta está la ciudad de Tebas (actual Luxor), fue la capital del Antiguo y Nuevo Egipto en el 2050 a.C. durante más de mil años, y Homero re refería a ella como la ciudad de las cien puertas.

Comienza tu visita en el templo de Luxor (entrada: 6 euros), que se encuentra dentro de la ciudad y es el único monumento del mundo donde están representadas varias épocas: la faraónica, grecorromana, copta e islámica. Cuando veas sus colosales dimensiones, te parecerá increíble que permaneciera enterrado en la arena hasta la llegada de Napoleón, a principios del siglo XIX.

A poco más de 3 km, se encuentra Karnak (entrada: 6 euros), un majestuoso conjunto de varios templos. Para recorrerlo y disfrutar de ello, se requiere bastante tiempo del que seguramente no dispondrás, porque tu barco tiene programado zarpar a las 13 h.

Aún así, no te pierdas la sala hipóstila, con 134 enormes columnas, el obelisco de Tutmosis y el de la reina Hatshepsut, el más grande –de 33 metros de altura–, aunque se encuentra tumbado.

Al norte de la ciudad está la cantera de la que se sacaban las piedras para los templos. Además, aquí se encuentra inacabado el que iba a ser el mayor obelisco del mundo, con 42 metros de altura.

Ambos templos estaban comunicados por un paseo bordeado por unas 1.400 esfinges, que quedó sepultado por la ciudad y que en la actualidad se está recuperando a base de tirar los edificios construidos encima.

Colosos de Memnon

Las dos estatuas, de 18 m de altura, eran parte de las seis que daban acceso al fastuoso templo funerario de Amenofis III (reinó de 1390 al 1352 a.C) y que fue arrasado por un terremoto en 1927.

El pasado 3 de marzo fue erigido un tercer coloso de menor altura que había estado sepultado bajo tierra durante siglos. Fue descubierto en el 2002 y los trabajos de recuperación los dirigió el español Miguel Ángel López Marcos.

Sin embargo, el resto de los colosos esperan bajo tierra a ser levantados y formar parte de este grupo impresionante. Una forma original de disfrutar de la vista de estos al amanecer, así como de todo el valle de Luxor, es en globo aerostático. Viator te lleva en un vuelo de dos horas, por 150 euros.

En Twitter

No hay tweets disponibles
1Comentario
13 oct. 2012 11:26
avatar

Recomendaria despues de vivir alli varios años ir al comer al Sequoya en la zona de Zamalek, es un restaurante con sillones en la misma orilla del Nilo . En el mismo Zamalek se encuentra La Bodega, casi enfrente del Hotel Marriot, esta ubicado en un piso (1º planta) tremendamente grande y donde acude la elite Carioca, dispone de zona inglesa donde se puede toma alcohol, no es nada caro puede salir comiendo a la carta sobre los 35 euros, con ambiente de los años 20. En la misma zona el Abu said (como 50 metros) ambiente arabe, tambien sirven alcohol, los propietarios son los mismos de la Finca Bezaya en Marbella y Vasari.

Noches en el desierto blanco con los beduhinos (en 4x4), llevan su propia musica y la comida la preparan sobre la marcha (muy buena). Recomendable llevar la nevera con tus bebidas, ellos solo te dan té,agua y zumos. Es pesado el viaje ( 5 horas de autobus mas 6 horas de desierto,  hay que pasar para llegar, primero por el desierto negro, el rojo, hasta llegar al blanco) se puede alquilar una furgoneta vagon para la vuelta desde la aldea (unas cuatro horas) siempre que seais mas de cinco, compensa economicamente.

Denunciar
Por favor, ayúdanos a mantener una comunidad saludable reportando contenido ilegal o comportamientos inapropiados. Si crees que tu mensaje va en contra delCódigo de conductapor favor, utiliza este formulario para notificar abusos a los moderadores. Ellos investigarán tu mensaje y tomarán las acciones correspondientes. Si es necesario, reportarán conductas ilegales a las autoridades correspondientes.
Categorías
Límite de 100 caracteres
¿Confirmas que deseas eliminar este mensaje?

Hazte fan

ArribaAbajo