Arrastra este icono a la barra de tareas para anclar esta página
Arrastra este icono a la barra de tareas para anclar esta página
Cerrar
Cerrar
Cerrar
Cerrar
Una vida al filo

Los mares helados

Aislados, perdidos, mitificados, desconocidos... Fueron, durante casi dos siglos, la última frontera a salvar por los humanos

Por Sebas Álvaro 17 ene. 2012 19:04

Ahora que se cumplen los 100 años de la llegada de Amundsen y Scott al Polo Sur (con una diferencia de unos 35 días), conviene recordar lo que significan y son los dos extremos helados de la Tierra. El Ártico y la Antártida, llamados así porque muchos siglos antes los griegos ya imaginaron dos mundo contrapuestos que, en realidad, son los dos pozos del frío de nuestro planeta.

Navegando en el Estrecho de Lemaire. Foto: Sebastián Álvaro

Cómo he estado varias veces en ambos, he estado buscando imágenes en mi archivo para dejaros unas pinceladas significativas de lo que es un recorrido por esos lugares bellos, remotos, inclemente y salvajes. Hoy quiero empezar por el principio, es decir por los mares del Ártico y la Antártida.

 

Los paisajes polares en el conjunto de la Tierra, además de ser contrapuestos, uno un mar congelado, el otro un continente aplastado por el peso del hielo que lo cubre, tienen una gran influencia en el resto del planeta porque desde ellos se transmite esa masa de frío a través de las corrientes atmosféricas y de las corrientes marinas. Por lo tanto su influencia trasciende a todo el planeta.

Los mares helados de la Antártida, así como el continente que rodean, son símbolos de lo inaccesible. Foto: Sebastián Álvaro

Pero, además, son lugares inaccesibles (hasta tiempos muy modernos) deshabitados, (sólo en muy escasos lugares es posible con una vida muy precaria, muy al filo, siendo los únicos lugares no colonizados ni repartidos, aunque ese peligro todavía está latente), y por tanto simbolizan eso mismo: la soledad, el lugar al límite de la vida, tal y como la entendemos en el resto del planeta. Pero son, así mismo, el símbolo de la pureza y la belleza cristalina de la materia por excelencia, (que conlleva dureza y fragilidad) y por lo tanto son referencias estéticas inimaginables en otros espacios naturales, referencias de la Aventura, (con mayúsculas), referencias de lo inaccesible, de los últimos “retos imposibles” en nuestro propio planeta, y de lo desconocido. Es decir símbolos de todo aquello que debemos conocer impulsados por la curiosidad. Navegando en el Estrecho de Lemaire. Un lugar lleno de mitos y aventuras casi desde tiempos inmemoriales. Foto: Sebastián ÁlvaroY como consecuencia de lo anterior están llenos de literatura, llenos de mitos, llenos de aventuras, casi desde tiempos inmemoriales. Antes de haber comprobado su existencia ya se había escrito y teorizado sobre ellos.
 
Y en este largo camino hacía su conocimiento, el primer obstáculo que hubo que salvar fue el de sus mares helados y tenebrosos que los protegen de los intrusos. En realidad, tanto el Polo Norte como el Polo Sur, se protegen por una especie de círculos concéntricos que los exploradores tuvieron que ir salvando (a lo largo de muchos años y a veces pagando un coste humano terrible) antes de poder acercarse a los últimos extremos desconocidos de la Tierra. Los primeros hombres que pusieron en juego su valor y conocimientos fueron los navegantes de los Hielos. Foto: Sebastián Álvaro

 

Los primeros hombres que tuvieron que poner en juego todo su valor y conocimientos fueron los navegantes de los Hielos. Antes de llegar a los Polos hay que cruzar esos mares interpuestos que, como anillos marinos, defienden la fortaleza. Esos mares rugientes, que son los más temidos del planeta por los marinos, eran como grandes murallas que defendían la pretensión de los hombres por pisar los últimos lugares al margen de su curiosidad. Estos mares, aislados, perdidos, mitificados, desconocidos, con armas que los han defendido: el círculo del hielo, el círculo del frío, el círculo del escorbuto- para los navegantes- fueron, durante casi dos siglos, la última frontera a salvar por los humanos.
 
Estas fotografías intentan transmitir una parte de su magia, belleza y toda su fuerza y poder de intimidación.La magia, la belleza y toda la fuerza y el poder de intimidación de los mares helados se refleja en esta imagen. Foto: Sebastián Álvaro

 

2Comentario
23 ene. 2012 16:58
avatar
La Tierra es inmensamente Bella y tambien Inpredesible por eso todos deveriamos mirar dentro de ella y cuidarla y preservarla para siempre.
28 ene. 2012 23:27
avatar
Mira Sebas, no sé si sabrás que Amundsen y su equipo pudieron llegar al Polo Sur gracias al esfuerzo irreemplazable, leal y generoso de unos sesenta perros de raza husky, y creo que a estas alturas, tú ya conocerás lo que Amundsen y sus hombres hicieron con aquellos valerosos canes, con casi todos ellos: matarlos
La "conquista" del Polo Sur estuvo basada en la crueldad y la infamia.
¡Bien por los perritos!
Amundsen: ¡que te jodan!
Denunciar
Por favor, ayúdanos a mantener una comunidad saludable reportando contenido ilegal o comportamientos inapropiados. Si crees que tu mensaje va en contra delCódigo de conductapor favor, utiliza este formulario para notificar abusos a los moderadores. Ellos investigarán tu mensaje y tomarán las acciones correspondientes. Si es necesario, reportarán conductas ilegales a las autoridades correspondientes.
Categorías
Límite de 100 caracteres
¿Confirmas que deseas eliminar este mensaje?
Sobre el blog

Éste es un blog de viajes en el que conviven sin problemas imágenes de un viaje a Jordania, el relato de una expedición a un ochomil o las reflexiones del autor. Desde Tierra de Fuego al Himalaya, el relato en primera persona de aventuras a lo largo y ancho del planeta.

Sobre el autor
  • Sebastián ÁlvaroSebastián Álvaro

    Viajero de profesión y vocación, Sebastián Álvaro lo mismo se sube en una bici para hacer el camino de Santiago que se relaja en las playas canarias. Alpinista, director durante 27 años de "Al filo de lo imposible" y amante de las nuevas emocione, ha dirigido más de 150 expediciones y realizado más de 300 documentales.

No hay tweets disponibles
Leer más
Cerrar
Cerrar
  • Arrastra el icono de MSN a la barra de tareas para anclar esta página
  • Arrastra el icono de MSN a la barra de tareas para anclar esta página
  • Arrastra el icono de MSN a la barra de tareas para anclar esta página

Descubre cómo anclar esta página al menú de inicio


Para anclar esta página a tu barra de tareas, solo tienes que arrastra el icono de MSN de:

  • la barra de anclaje
  • la barra de direcciones
  • la pestaña de Internet Explorer

a la barra de tareas de Windows, en la parte inferior de tu pantalla

  • Las páginas ancladas te ofrecen el contenido que más te gusta de un modo mucho más rápido

Ventajas de anclar una página


Las páginas ancladas te ofrecen el contenido que más te gusta de un modo mucho más rápido

  • Abre tus páginas favoritas de MSN sin tener que abrir antes el navegador
  • Utiliza la 'JumpList' para acceder directamente a las secciones más importantes de MSN y enterarte en tiempo real de las últimas novedades
  • Ancla tantas secciones de MSN como quieras: Viajes, Deportes, …